El modelo de inclusión social productiva para enfrentar la pobreza en el mundo rural que encarna el proyecto Mi Chacra Emprendedora – Haku Wiñay del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (FONCODES), programa nacional del MIDIS, ganó el Premio Buenas Prácticas en Gestión Pública 2014 en la categoría “Inclusión Social” concedido por la organización Ciudadanos Al Día.

El proyecto Haku Wiñay de FONCODES fue elegido como ganador absoluto entre 37 iniciativas de instituciones públicas preseleccionadas previamente como finalistas en esta categoría.

Ciudadanos Al Día, con el respaldo de la Defensoría del Pueblo, de la Universidad del Pacífico y Grupo El Comercio, concede el premio Buenas Prácticas en Gestión Pública a los proyectos eficientes, exitosos e innovadores desarrollados en las entidades públicas con la finalidad de servir cada vez mejor al ciudadano.

Es así que  en la categoría “Inclusión Social”, destacó la gestión participativa y el modelo inclusivo del proyecto Haku Wiñay de FONCODES –uno de los programas nacionales del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social- como una iniciativa que proporciona oportunidades sostenibles a los hogares rurales en situación de pobreza extrema.

El director ejecutivo de FONCODES, Joselyn Valer Rojas, dijo al respecto que el premio reconoce la labor institucional sobre un proyecto que es el camino para contribuir a la reducción de la pobreza en los hogares de las zonas rurales.

Explicó que Haku Wiñay es un proyecto especial de desarrollo de capacidades productivas y de emprendimientos económicos que se ejecuta en 16 regiones del país en el marco de la estrategia nacional Incluir para Crecer. Está orientado a la seguridad alimentaria y el acceso a los mercados para el incremento y la diversificación de los ingresos a través de cuatro componentes: fortalecimiento de los sistemas de producción familiar, mejora de la vivienda saludable, promoción de los negocios rurales inclusivos, y desarrollo de capacidades financieras.

“Haku Wiñay (Vamos a Crecer): De la subsistencia a la autonomía económica, una experiencia de desarrollo de capacidades en Acoria” fue la iniciativa postulada por FONCODES al premio de Ciudadanos Al Día.

En los centros poblados de Unión Ambo, Chupaca, Yacuy y Ccosñipuquio del distrito de Acoria en la región Huancavelica, los cambios en la vida de los hogares son significativos. Antes de la intervención del proyecto ninguna familia contaba con sistema de riego por aspersión, hoy 351 familias lo tienen y lo usan. Si antes el 40% del agua con riego por gravedad era aprovechada para la agricultura, hoy el 80% del agua disponible para la agricultura se utiliza con sistemas de riego por aspersión. Esto permite lograr ya no una sino dos a más cosechas por año sin depender de las condiciones climatológicas.

Por otro lado, la intervención de FONCODES ha posibilitado reducir de 96 a 36 kilogramos el consumo de leña al mes por familiar con la instalación y uso de cocinas mejoradas que ahora tienen 411 familias, dejando de inhalar dióxido de carbono porque se expulsa por las chimeneas al exterior.

Otros cambios en estas comunidades de Acoria tienen que ver con el consumo de agua en casa. Hoy 411 familias consumen regularmente agua hervida y tienen el hábito de lavarse las manos;  y además, clasifican los residuos sólidos del hogar.

La ceremonia de premiación a cargo de Beatriz Boza, presidenta del directorio de Ciudadanos Al Día, tuvo lugar ayer martes 15 en la sede de la Universidad del Pacífico, en el distrito de Jesús María, en Lima.

Es importante señalar que el proyecto Mi Chacra Emprendedora – Haku Wiñay, se implementa y ejecuta desde octubre de 2012 con la población organizada en “núcleos ejecutores”, y tiene como usuarios a 49 mil 578 hogares de comunidades rurales de 101 distritos de 16 regiones de la sierra y selva del país, con una inversión de 184.2 millones de nuevos soles.

Cabe mencionar que Pensión 65, también programa nacional del MIDIS quedó finalista en las categorías "Inclusión Social" y “Sistemas de Gestión Interna”.

 

Lima, miércoles 16 de julio de 2014

Unidad de Comunicación e Imagen

Las familias del asentamiento humano Las Flores, en el distrito de Tumbes, dispondrán dentro de poco de un Centro de Infantil de Atención Integral en donde serán atendidos niños y niñas menores de 3 años para su cuidado diurno. El servicio será prestado por el Programa Nacional Cuna Más del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

Este Centro Cuna Más tendrá ambientes para la atención cuidado especializado de los infantes, cuyos padres deben salir del hogar a trabajar: sala de bebés, sala de gateadores, sala de juegos, cocina, comedor, almacén, cerco perimétrico, así como el equipamiento debido, que incluye un módulo de materiales de capacitación. El servicio comprende servicios de educación con estimulación temprana, salud y alimentación.

El jefe de la Unidad Territorial de FONCODES-Tumbes, David Valdez Gutiérrez, informó que la obra tiene un avance de 85 por ciento y cuenta con un financiamiento de 965 mil 187 nuevos soles, administrados y gestionados por un Núcleo Ejecutor, cuyos integrantes fueron elegidos democráticamente por la propia comunidad, explicó el funcionario.

Sostuvo que el Núcleo Ejecutor informa mensualmente en asamblea pública, sobre el uso de los fondos, la compra de materiales y herramientas, los pagos realizados al personal técnico y operativo de la obra, entre otros aspectos.

Al respecto, el presidente del Núcleo Ejecutor de este proyecto, Jorge Rodríguez Urbina, precisó que los días 2 de abril, 30 de abril, 2 de mayo, 2 de junio y 2 de julio,  se llevaron a cabo las asambleas públicas mensuales de rendición de cuentas ante la población.

Explicó por otro lado, que la no colocación del cartel de obra en el proyecto, obedece al cumplimiento de normales legales vigentes y a las directivas del Jurado Nacional de Elecciones, que dispone la prohibición de publicidad estatal en periodo electoral, esto debido a las próximas elecciones municipales y regionales, acotó.

La construcción de este Centro Cuna Más se realiza mediante convenio entre FONCODES, la Municipalidad Provincial de Tumbes y nuestro Núcleo Ejecutor, señaló el presidente del Núcleo. “Todos los pobladores de Las Flores pedimos que se nos habilite un terreno para la construcción de un Cuna Más, y lo hemos logrado, nuestro pedido se aprobó mediante el Acuerdo de Concejo Municipal N° 128-2013, emitido el 2 de diciembre del año pasado.

INVERSIÓN DE 6 MILLONES 402 MIL SOLES

El funcionario señaló que este Centro Cuna Más es uno de los 7 que está construyendo FONCODES en la región Tumbes con una inversión total de 6 millones 402 mil 354 soles. Los otros 6 Centros Cuna Más estarán ubicados en las localidades de El Tablazo y San Isidro del distrito de Corrales; en Caleta Cruz en el distrito La Cruz; y en las localidades de Santa María, Cruz Blanca y Cabuyal del distrito Pampas de Hospital.

Los Centros Infantiles de Atención Integral o “Centros Cuna Más” son construidos para el Programa Nacional Cuna Más, en el marco de una estrategia de intervención articulada con FONCODES, afirmó David Valdez.

 

Viernes 4 de julio de 2014

Unidad Territorial Tumbes

Unidad de Comunicación e Imagen

El director ejecutivo de FONCODES, Joselyn Valer Rojas, se presentó en el hemiciclo Raúl Porras Barrenechea del Congreso de la República, y expuso el tema “Experiencia de FONCODES: proyecto Haku Wiñay” en el denominado Primer Foro: Inversión Pública y Desarrollo Rural” realizada el viernes 27 de junio del presente.

El titular de FONCODES puso énfasis en los cuatro componentes del proyecto Haku Wiñay: fortalecimiento del sistema de producción familiar rural, mejora de la vivienda saludable, promoción de negocios rurales inclusivos y fomento de capacidades financieras.

Señaló que FONCODES, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), tiene como objetivo ampliar las oportunidades económicas para los hogares que habitan en territorios con alto grado de pobreza.

Por su parte, el congresista Modesto Julca Jara, organizador del evento, señaló que insistirá en su propuesta legislativa basada en una política de “sierra estratégica” para el desarrollo sostenible de la sierra con el esfuerzo de las familias emprendedoras y sus organizaciones.

En el foro participaron también representantes de instituciones públicas como Ministerio de Agricultura y Riego a través de Agro Rural; Ministerio de Transportes y Comunicaciones; Ministerio de Economía y Finanzas, REMURPE (Red de Municipalidades Urbanas y Rurales del Perú) y AMPE (Asociación de Municipalidades del Perú), entre otras.

 

Viernes 4 de julio de 2014

Unidad de Comunicación e Imagen

El Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) está capacitando en sucesivos talleres a los facilitadores financieros del proyecto especial Mi Chacra Emprendedora – Haku Wiñay y Noa Jayatai para promover el ahorro entre las familias usuarias.

Al respecto, el director ejecutivo de Foncodes, Joselyn Valer Rojas, sostuvo que promover el ahorro es uno de los caminos para sacar de la pobreza a las familias de las zonas rurales de la sierra y la selva, ámbitos donde opera el referido proyecto.

“El objetivo es que una parte del dinero obtenido de la venta del excedente de la producción familiar lo canalicen al sistema financiero, que es un lugar seguro para el ahorro”, señaló al inaugurar el “IV Taller de desarrollo de capacidades para facilitadores financieros” promovido por Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis).

El titular de Foncodes refirió que el evento es muy importante pues tiene el propósito de preparar a los especialistas financieros para que estos a su vez puedan capacitar a las yachachiq y los miembros de los hogares  rurales sobre el acceso a los servicios del sistema financiero formal. “Es necesario que estas personas estén familiarizados con las transacciones bancarias (ahorro y retiro de depósitos), y el uso del cajero automático”, indicó.

En este participan facilitadores financieros de Tarapoto, Chachapoyas, La Merced y Piura, además de sectoristas de las Unidades Territoriales de Foncodes, quienes se nutrirán de los conocimientos necesarios que les permita transmitir y promover la educación financiera y la cultura del ahorro en los hogares rurales ubicados en los territorios en donde cumplen sus labores profesionales.

Al igual que en los tres eventos anteriores, que contó con la presencia de facilitadores financieros de otras regiones del país, en esta ocasión se reforzará sus conocimientos en educación financiera y el uso de la caja de herramientas del cuarto componente del proyecto Mi Chacra Emprendedora "Haku Wiñay" y "Noa Jayatai".

Los temas que se desarrollan en este taller comprenden la política social del Midis como ente rector; estrategia de intervención del proyecto Mi Chacra emprendedora - Haku Wiñay: concepción, enfoques componentes, resultados esperados; marco normativo de la política de inclusión financiera, entre otros.

El programa comprende además el desarrollo de módulos de talleres de sensibilización y motivación referente a la educación financiera inclusiva, orientaciones para el uso de la tarjeta de débito, tecnología bancaria y el ahorro en el sistema financiero formal. 

 

Lima, martes 1 de julio de 2014

Unidad de Comunicación e Imagen

La instalación de un sistema de agua potable y letrinas ha generado un cambio positivo en la vida de 35 familias que habitan en la comunidad selvática de Puñizas Central, distrito de San Luis de Shuaro, provincia de Chanchamayo, en la región Junín.

La obra fue financiada por Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), bajo la modalidad de núcleo ejecutor, mecanismo de participación ciudadana en la gestión pública y de control eficiente de los fondos otorgados por el Estado Peruano.

El costo total del proyecto asciende a 194 mil 342.95; de lo cual Foncodes financió 175 mil 556.55 y el municipio local 10 mil. El aporte comunal en mano de obra fue valorizada en 8 mil 786.40 nuevos soles.

El proyecto culminado y entregado a la población usuaria comprende a la construcción de una línea de aducción y distribución de 3 mil 273 metros lineales, y comprende obras complementarias: captación de manantial, cámara de caudales, reservorio de 7 metros cúbicos de capacidad, válvulas de compuerta, válvulas de purga, cámaras rompe presión, y conexiones domiciliarias. Además 35 letrinas sanitarias y pileta pública.

El proyecto comprende un componente de capacitación social para fortalecer las capacidades de gestión de los miembros del Núcleo Ejecutor y de los usuarios y realizar un trabajo coordinado para contribuir a la calidad de vida de la población. Así, se busca promover la participación ciudadana con equidad e inclusión social y fomentar los hábitos de habilitar viviendas saludables para mejorar su calidad de vida. Asimismo se busca el empoderamiento de la población para su participación comprometida en el desarrollo local.

Esta capacitación social comprende actividades prácticas que se ejecuta con la población usuaria durante la ejecución de los proyectos, previo diagnóstico, el mismo que contribuye al fortalecimiento de capacidades para la sostenibilidad social y para el emprendimiento económico.

El jefe de la Unidad Territorial Foncodes La Merced, ingeniero José Merino Castillo, puso en marcha el servicio de agua potable y letrinas. 

San Luis de Shuaro, es uno de los seis distritos de la provincia de Chanchamayo, región Junín. Este distrito se encuentra a 10 kilómetros de la autopista que cubre la ruta La Merced – Satipo.

 

Chanchamayo, viernes 27 de junio de 2014

Unidad Territorial La Merced

Unidad de Comunicación e Imagen

El Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) y el Programa Nacional de Apoyo Directo a los más Pobres –Juntos, programas nacionales del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) del Perú compartieron experiencias sobre desarrollo de capacidades productivas e inclusión financiera con el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (FOSIS) de Chile.

El tema “Avances y perspectiva de inclusión y educación financiera” fue abordado desde las políticas de ambos  Estados por la viceministra de Prestaciones Sociales del MIDIS (Perú) Norma Vital Añaños, y por el director ejecutivo de FOSIS (Chile), Andrés Santander.

Por su parte, el director ejecutivo de Foncodes, Joselyn Valer Rojas presentó el enfoque y diseño del proyecto Haku Wiñay; mientras que la directora ejecutiva de Juntos, Ana Alvarado Cueto se refirió a las “Experiencias de educación e inclusión financiera en el programa Juntos”.

Previamente la jefa de división de Cooperación Público Privado del Ministerio de Desarrollo Social (MDS) de Chile, Danae Mlynarz Puig, se refirió a la política social de su país, destacando que la focalización de hogares está dirigido a los “no pobres”, al contrario de lo que se hace en el Perú que está enfocado a “los de extrema pobreza y pobreza”.

Despertó mucho el interés de los visitantes las experiencias narradas por las lideresas del programa Juntos: Victoria Fernández y Dora Castillo de La Libertad; Corina Pérez y Fidela Hanccoccallo de Cusco, Aurelia Aguirre y Elsa Quintero de Ayacucho, sobre el tema de inclusión financiera. Ellas fueron capacitadas, se empoderaron y ahora trabajan con grupos de madres de familia usuarias del programa Juntos en las comunidades rurales sobre cómo acceder al sistema financiero, uso del cajero automático y formas de ahorro seguro.

 

La experiencia Haku Wiñay

El titular de Foncodes, Joselyn Valer, explicó el trabajo de Foncodes con el proyecto Haku Wiñay y sus cuatro componentes. “Apoyamos a las familias rurales en el desarrollo de sus capacidades, desarrollo de negocios inclusivos, y para que tengan una vivienda saludable”, indicó. A través de su capacidad productiva, dijo, las familias pueden obtener mejores productos, alimentarse y con los excedentes acceder a los mercados, obteniendo autonomía económica.

Señaló que tener una vivienda saludable implica contar con espacios adecuados para la familia y usar cocinas mejoradas, libre de humos tóxicos para proteger la salud humana.

Dijo que las familias usuarias del proyecto Haku Wiñay ahora cultivan hortalizas en sus biohuertos, y crían animales menores que les permite mejorar su dieta alimentaria y sus ingresos económicos. “En las parcelas se está instalando riego por aspersión y por goteo que permite el uso racional del agua. “El objetivo es que las tecnologías se adapten a la realidad de las comunidades”, subrayó.

Sostuvo que los yachachiq (traducido al español “el que sabe y enseña”), líderes locales que tienen alguna preparación académica, cumplen una importante labor en el proceso de adaptación y asimilación de las tecnologías por parte de las familias usuarias del proyecto Haku Wiñay.

En el tema de inclusión financiera, observó, invertimos mucho en el desarrollo de capacidades. Se capacita a los yachahiq y estos a su vez replican lo aprendido en las comunidades rurales, y así hay una sostenibilidad. “Las personas ya no tienen temor a ingresar a un entidad bancaria, saben utilizar la tarjeta de débito y el cajero automático, y hasta suelen hablar de tasas de interés bancaria.

También deslizó la posibilidad de trabajar a futuro en el tema del seguro para las familias rurales, tema que interesó a los funcionarios del país vecino del sur.

Cabe indicar que el proyecto especial Haku Wiñay de Foncodes y trabaja con cerca de 48 mil usuarios en las zonas rurales de la sierra y la selva, una parte de ellos usuarios del programa Juntos.

 

El FOSIS de Chile

El FOSIS, programa social del Ministerio de Desarrollo Social de Chile, es un programa social creado en el año 1990 que tiene como misión “liderar estrategias de superación de la pobreza y vulnerabilidad de personas, familias y comunidades, contribuyendo a disminuir las desigualdades de manera innovadora y participativa".

Anualmente, el FOSIS trabaja con cerca de 120 mil usuarios y usuarias. Para ello, cuenta con un presupuesto de más de 50 mil millones de pesos, según su portal web.

 

Lima, jueves, 26 de junio de 2014

Unidad de Comunicación e Imagen

Ochenta pequeños agricultores del distrito de Tabalosos, en la provincia de Lamas, región San Martín, han encontrado solución para el problema de la escasez de agua con la instalación de un sistema de riego por goteo y por aspersión. Ahora podrán cultivar cacao, café y verduras en cualquier época del año.

El proyecto productivo financiado por Foncodes y el gobierno local de Tabalosos, ha generado optimismo entre los pobladores de esta zona de la Amazonía. Dejan atrás tiempos en que veían disminuir notablemente la fuente de agua (en especial en los meses de julio y agosto), justo cuando los cultivos necesitaban del valioso líquido para su crecimiento y floración.

El jefe de la Unidad Territorial de Foncodes Tarapoto, ingeniero Juan José Cárdenas Rengifo, manifestó que la alianza ha hecho realidad este proyecto productivo que está cambiando la vida de los habitantes de Tabalosos, y que otros también poblados están dispuestos a replicar la experiencia.

En el barrio de Simba, donde se desarrolla el proyecto, la realidad va cambiando. En las 30 hectáreas destinadas a la actividad agrícola, además de cacao y café, producen hortalizas en solo 45 días, de gran demanda en los mercados locales.

“Al ver el éxito de las parcelas demostrativas, los agricultores harán un efecto multiplicador”, refiere Wilmer Archenti, especialista del proyecto.

El alcalde distrital de Tabalosos, Jorge Luis Vásquez, está entusiasmado en desarrollar junto con Foncodes otros proyectos similares en las demás comunidades de su jurisdicción. “El riego tecnificado es una forma efectiva de mejorar la economía de las familias”, indicó.

El proyecto se hizo realidad a un costo total de 293 mil 668 nuevos soles; de los cuales Foncodes financió 208 mil 540; la contrapartida municipal fue de 70 mil, y el aporte comunal 15 mil 128.

A partir de esta experiencia, los agricultores de esta zona de la región San Martín, están aprendiendo a optimizar el recurso hídrico. “Con el riego por aspersión regar una a dos horas es suficiente”, señala Daniel Aspajo, el yachachiq encargado de brindar la asistencia técnica en la parcela demostrativa.

Abilio Herrera, uno de los 80 usuarios del riego tecnificado de Tabalosos ahora siente si es posible producir más y obtener mayores ingresos para su familia.

Tabalosos es uno de los once distritos de la provincia de Lamas en la región San Martín. Sus pobladores se dedican principalmente al cultivo del cacao, uno de los productos de mayor importancia económica.

Desde el año 2012 a la fecha, en la región San Martín, Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, ha financiado 13 sistemas de riego en las localidades de Legía, Tres Unidos, Sapotillo (distrito de Shamboyacu, provincia de Picota), Nuevo Chanchamayo y Los Cedros (Bajo Viavo, Bellavista), Yarinal, El Diamante (Pardo San Miguel, Rioja), Higuerón y Flor de la Primavera (Moyobamba), Barrio Chimba (Tabalosos, Lamas), Nuevo Trujillo y Ponciano (Shatoja, El  Dorado), Nuevo Huancabamba (San José de Sisa, El Dorado), Porvenir Amazónico (Alonso de Alvarado, Lamas), y Pasarraya (Alto Saposoa, Huallaga), para un total de mil 300 pequeños agricultores.

 

San Martín, miércoles 2 de julio de 2014

Unidad Territorial Tarapoto

Unidad de Comunicación e Imagen

El Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (FONCODES), programa nacional del MIDIS, es una de las 111 instituciones finalistas del Premio a las Buenas Prácticas en Gestión Pública 2014, que reconoce el desempeño del Estado en relación a los servicios que presta a los ciudadanos.

“De la subsistencia a la autonomía económica, una experiencia de desarrollo de capacidades en Acoria” es la iniciativa postulada por Foncodes, en la categoría “Inclusión Social”.

La propuesta está basada en el proyecto especial Mi Chacra Emprendedora - Haku Wiñay (Vamos a crecer) que se viene implementando en el distrito de Acoria, provincia de Huancavelica, en la región del mismo nombre, y que ha pasado a la etapa final del concurso promovido por Ciudadanos al Día.

En Acoria, Foncodes a través de Haku Wiñay trabaja con 411 familias, bajo el sistema de Núcleos Ejecutores, integrado por los propios usuarios, quienes gestionan directamente los recursos asignados por el Estado.

Entre algunos de los resultados del proceso desarrollado en Acoria se evidencia la instalación de sistemas de riego por aspersión generando el incremento y diversificación de los cultivos, esto deriva en mejores niveles de alimentación y nutrición, y el acceso a mercados locales. Asimismo, se muestran mejores condiciones de habitabilidad de las viviendas, mediante la implementación de cocinas mejoradas que reducen la emisión de gases y humos tóxicos al interior de  la vivienda y evita afecciones a las vías respiratorias de los miembros de la familia, especialmente en los niños y niñas.

Haku Wiñay es un proyecto especial de Foncodes que desarrolla capacidades productivas en hogares rurales en situación de pobreza y pobreza extrema, con el objetivo de promover la autonomía económica sostenible que mejore la calidad de vida de las familias campesinas, garantizando la seguridad alimentaria.

A nivel nacional

En este año, a nivel nacional, unos 22 mil 133 hogares rurales se convertirán en usuarios del proyecto “Mi Chacra Emprendedora - Haku Wiñay y Noa Jayatai” de Foncodes, con una inversión de 83 millones de soles. Desde el año 2012 suman aproximadamente 48 mil hogares atendidos.

El proyecto Haku Wiñay consiste en la prestación de servicios de capacitación, asistencia técnica y la dotación de activos de uso y beneficio directo de la población en proceso de inclusión; y desarrolla capacitación individualizada para facilitar los procesos de acceso a los mercados que permita tener ingresos económicos y por tanto autonomía económica.

Otros postulantes a Buenas Prácticas

Además de Foncodes, postulan al Premio a las Buenas Prácticas en Gestión Pública, el Programa Nacional de Asistencia Solidaria – Pensión 65, con las iniciativas ‘Intervención saberes productivos’ e ‘Innovaciones tecnológicas en los procesos de Pensión 65’ en las categorías Inclusión Social y Sistemas de Gestión Interna; y el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), con la iniciativa “Optimizando trámites para el futuro servidor público”, en la categoría Sistema de Gestión Interna.

Cabe recordar que Foncodes y Pensión 65 son dos de los cinco programas nacionales del Midis. Los otros tres son el programa Juntos, Cuna Más y Qali Warma.

 

Lima, jueves 26 de junio de 2014

Unidad de Comunicación e Imagen

El Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (FONCODES), programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS), premió ayer martes 24 de junio, Día del Campesino Peruano, a los mejores perfiles de negocios rurales de 14 organizaciones de pequeños productores del distrito de Anta, provincia de Acobamba, en la región Huancavelica, con fondos de estímulo por un total de 105 mil nuevos soles para desarrollar diversos emprendimientos económicos.

Cada una de estas organizaciones expusieron y sustentaron sus iniciativas en el Primer Concurso de Negocios Rurales Inclusivos organizado por el proyecto “Mi Chacra Emprendedora – Haku Wiñay” de FONCODES, evento que tuvo lugar en el centro poblado de Huayanay con la participación de la ministra del MIDIS, Paola Bustamante Suárez, y el director ejecutivo de FONCODES, Joselyn Valer Rojas.

Entre los perfiles y planes de negocios ganadores figuran la crianza de gallinas ponedoras y producción y comercialización de huevos, producción y comercialización de fustanes talqueados, engorde de porcinos, producción de cuyes reproductores, confección de vestimenta femenina (fustanes y llicllas), comercialización de yogurt de tres sabores, producción y comercialización de hortalizas en fitotoldo y en huertas a campo abierto, engorde y comercialización de vacunos, entre otros. Cada una de estas iniciativas, recibirán un financiamiento de 7 mil 500 nuevos soles.

INCLUSIÓN ECONÓMICA DE CAMPESINOS

“Es una alegría que a través del proyecto Haku Wiñay de FONCODES, las familias mejoren su calidad de vida, incursionen en pequeños negocios como la crianza de animales menores y conduzcan sus huertos de hortalizas. Ustedes están cultivando sus propios productos para alimentarse y están desarrollando sus propios negocios para incrementar sus ingresos. Con Haku Wiñay también mejoran su vivienda. Este proyecto está orientado a la generación de oportunidades económicas, a la inclusión económica de los campesinos”, afirmó la ministra Paola Bustamante en Huayanay, la tarde de ayer, luego de visitar los hogares de diversas familias en las comunidades de San Pedro de Ñahuincucho y Pampalco.

“Es un enorme honor y un gusto, especialmente en esta fecha, Día del Campesino, felicitaciones”, expresó la ministra al tiempo de destacar el paisaje natural de la zona, que sugirió puede explotarse racionalmente con servicios de turismo vivencial.

VIVIENDAS SALUDABLES

Por su parte, el director ejecutivo de FONCODES, Joselyn Valer Rojas, destacó que es significativo que las familias usuarias del proyecto Haku Wiñay que han implementado en sus hogares cocinas mejoradas puedan reducir en casi 7 veces el consumo de leña para preparar sus alimentos.

El funcionario observó los  avances en la mejora de la vida de las familias campesinas, luego de conocer junto a la ministra Bustamante las viviendas de Paulina Soto y de su esposo Moisés Sedano, y de Epifanio Sedano Taype en San Pedro de Ñahuincucho, así como el hogar de Emiliano Machuca Raymundo en el centro poblado de Pampalco.

El proyecto Haku Wiñay pone en práctica la política pública de inclusión social y económica que impulsa el MIDIS en Tambraico, Occoro, Sancaypampa, Huayanay, Villa Pata, Casacancha, Vista Alegre, Buenavista, San Pedro de Ñahuincucho, Pampalco y Manyacc, centros poblados del distrito de Anta, en la provincia de Acobamba.

En estas comunidades los hogares rurales están fortaleciendo sus sistemas de producción familiar, mejoran sus viviendas, desarrollan negocios rurales y fortalecen sus capacidades financieras a través de servicios de asistencia técnica y capacitación.

El monto de la inversión del proyecto en el distrito de Anta es de 3 millones 784 mil 513 nuevos soles.

Pero el proyecto Haku Wiñay se ejecuta además en los distritos de Acoria, Yauli, Acobambilla, Anta, Rosario, Andabamba, Anchonga, Congalla y Lircay de las provincias de Huancavelica, Acobamba y Angaraes. La inversión total prevista para la región Huancavelica asciende a 19 millones 292 mil 113 nuevos soles.

INVERSIÓN DE FONCODES EN REGIÓN JUNÍN

El director ejecutivo de FONCODES informó  por otro lado, que en la región Junín están invirtiendo progresivamente 10 millones 364 mil  750 nuevos soles también a través del Proyecto Haku Wiñay en los distritos de Río Tambo (Satipo), Pucará (Huancayo), y en Huasahuasi, San Pedro de Cajas y Tapo (provincia de Tarma).

Recordó además, que FONCODES está ejecutando la construcción de 5 Centros Infantiles de Atención Integral para Cuna Más –también programa del MIDIS- que representa una inversión de 4 millones 209 mil 275 nuevos soles.  Estas obras se realizan en los distritos de Pichanaqui y San Ramón (provincia de Chanchamayo); Huancán y Pilcomayo (provincia de Huancayo); y en el distrito de Muquiyauyo (provincia de Jauja).

 

Miércoles 25 de junio de 2014

Unidad de Comunicación e Imagen

Alrededor de dos millones de mujeres y niños de zonas rurales en el mundo mueren por enfermedades ocasionadas por el uso de cocinas tradicionales utilizando combustibles sólidos como el carbón, leña o estiércol, revela la Alianza Global para Cocinas Limpias (GACC).

El “Primer Seminario Taller Latinoamericano de Cocinas Limpias: Promoviendo la Adopción y uso Sostenido en Gran Escala” realizado del 16 al 18 de junio en el Complejo Pérez de Cuéllar, Casa Común de las Naciones Unidas en Lima, fue ocasión propicia para que más de un centenar de participantes reflexionen sobre estas graves estadísticas, planteando la necesidad de que los gobiernos incorporen en sus políticas de Estado decisiones y acciones sobre este tema por ser un asunto de salud pública.

En el evento -cuyo comité organizador estuvo conformado por Bolivia, México, Guatemala y Perú con el “Grupo Temático Energía para Cocinar”- participaron representantes de instituciones públicas y privadas de 10 países, quienes intercambiaron experiencias sobre cocinas limpias en Latinoamérica. Se planteó la necesidad del escalamiento de las iniciativas actuales en los países donde ya se viene trabajando sobre el rubro, e iniciar este proceso en los demás para reducir las situaciones de riesgo causadas por el uso tradicional de cocinas en las comunidades rurales.

Sumi Mehta, directora de programas de la Alianza Global para Estufas Limpias, sostuvo que el objetivo para el año 2020 es alcanzar la meta de 100 millones de cocinas limpias.

Las Naciones Unidas estima que 3 mil millones de personas en el mundo cocinan con carbón, leña o estiércol de animal e inhalan diariamente aire contaminado debido al humo emitido por los fogones, además de contaminar y deforestar el medio ambiente. De esta cifra 2 millones son familias peruanas que habitan en las zonas rurales del país.

Empoderar su uso en hogares rurales

En un documento suscrito por los asistentes denominado “Declaración del Primer Seminario Taller Latinoamericano de Cocinas Limpias de Lima”, se indica que actualmente en Latinoamérica un millón de familias de zonas rurales son usuarias de programas de cocinas limpias (leña y bosta) y otro tanto accede a otros programas de cocinas con combustibles como electricidad y gas LP.

Las familias usuarias cuentan con  una variedad importante de cocinas o estufas (así lo denominan en varios países) adaptadas a sus condiciones geográficas e idiosincrasia.

No obstante, lo que se hizo aún no es suficiente y se requiere promover compromisos gubernamentales para establecer políticas, metas e incentivos para asegurar la adopción y su uso sostenido.

También -indica el documento- se debe promover incentivos a la manufactura e implementación de cocinas limpias bajo diferentes esquemas, desde las pequeñas y medianas empresas locales sociales hasta la producción a gran escala, incentivando su adquisición con fuentes de ingresos autónomos.

Lo que se viene haciendo en el Perú

Los expertos internacionales coincidieron en destacar lo avanzado por el Perú a nivel de la  región con las cocinas mejoradas en las comunidades rurales promovido por el Estado y las ONG’s.

Una de las instituciones públicas que trabaja en esta línea es el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes), programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis),  que ejecuta “Mi Chacra Emprendedora o Haku Wiñay” (para la sierra) y “Noa Jayatai “(para la selva), un proyecto especial de desarrollo de capacidades productivas y emprendimientos rurales que tiene como uno de sus componentes la Mejora de la Vivienda Saludable, que comprende la instalación de cocinas mejoradas orientado al uso racional de los recursos forestales (leña, carbón, bosta), a la optimización del consumo de energía, a la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y a la preservación de la salud de los miembros del hogar.

La implementación de las cocinas mejoradas en el Perú se viene haciendo gracias la alianza estratégica entre Foncodes y la Cooperación Alemana al Desarrollo (GIZ), que se encarga de capacitar a los denominados “yachachiq” que trabajan con grupos de familias rurales. Precisamente la GIZ lideró la organización de “Primer Seminario Taller Latinoamericano de Cocinas Limpias”.

Asimismo, Foncodes a través del programa Compras a MYPErú gestiona -mediante núcleo ejecutor- la compra a las micro y pequeñas empresas (mypes) de cocinas a gas licuado de petróleo (GLP) para el programa “Cocina Perú” del Ministerio de Energía y Minas (MINEM). Las cocinas se entregan gratuitamente a las familias pobres de las zonas rurales del Perú.

 

Lima, jueves 19 de junio de 2014

Unidad de Comunicación e Imagen

© 2011-2015, FONCODES - Reservados todos los derechos
Dirección: Av. Paseo de la República 3101, San Isidro - Lima - Perú
Central Telefónica: (01) 311-8900
0001056251
Powered by Joomla 1.7 Templates